La provisión de agua, una permanente preocupación.

Cualquier pensamiento nos lleva al Rio Agrio, y la gran pregunta, ¿nos falta agua viviendo al lado del rio?… y, a veces.

Pero el agua que tomamos y utilizamos para otros servicios tanto del hogar como del comercio o la industria no proviene del Rio, proviene de la vertiente ubicada en el cerro de La Buitrera en campos del Ejército, en el RIM 21.

También es extraída del suelo a través de las bombas ubicadas en distintos sectores barriales y derivadas para su cloración y posterior distribución.

Esa preocupación es recurrente en cada gestión de gobierno, desde años ha sido el tema central de toda plataforma política y en la planificación lo que se lleva a la práctica siempre se dificulta, principalmente por el crecimiento demográfico de la localidad. Por ello hoy se trabaja incesantemente en la optimización del recurso.

No es menor el trabajo que han venido realizando generaciones de empleados desde que  en el agua trabajaba Don Carlitos Carrasco a la cabeza con varios operarios,  quienes proveían el servicio, hasta que comienza a crecer el pueblo  y allí la distribución tiene otro rendimiento.

Las Lajas, creció, crece y crecerá y junto a ello, la constante demanda de agua que lógicamente acarrea un sinfín de proyectos para que la red pueda tener caudal suficiente y permitir que todos los vecinos puedan disfrutar de ella, y si, disfrutar. No malgastar.

Lisandro Galván a cargo del servicio, puesto en funciones por el Ejecutivo hace poco tiempo, fue visitado por la Intendente y en esta oportunidad, mostro el Plan de Mejoramiento del Servicio de agua, teniendo en consideración las bombas de agua existentes, su capacidad, las cañerías a cambiar o extender, la ampliación cada vez más importante del ejido urbano y claro está la cantidad de agua existente tanto en la vertiente como en las profundidades de nuestro suelo.

En esta ocasión vale destacar la colocación pronta de una bomba de 10 hp, con capacidad para miles de litros por hora para abastecer al Barrio 8 de Febrero.

A su vez la ampliación y reconexión de cañerías (algunas datan de muchos años, otras no se encuentran y algunas ya están dañadas), ello en función de mejorar notablemente la circulación del agua de manera continua y constante, haciendo que su recorrido no se vea interrumpido y pueda llegar a los hogares y continuar por la red sin perder el caudal deseado.

En Las Lajitas, se colocarán 120 mts. de cañerías, en el 20 de Junio otros 50 mts. al igual que en la calle principal de La Buitrera, 50 mts. más.

A lo largo de los años, las gestiones de gobierno han llevado a cabo distintos proyectos que pretendieron mejorar la distribución, cada uno con su buena intención y seguramente pudieron llevarse a cabo algunos  y otros quedaron como materia pendiente.

Lo cierto es que no solo los gobiernos deben hacerse cargo del servicio de agua, también es el vecino/a quien debe cuidar la provisión, utilizarla con criterio. Y saber que cada gota que aprovecha es por la que paga cada mes en sus retributivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *